La trilogía de nueva york:Fantasmas y La habitación cerrada


"Cuando el silencio se convierte en nuestro único acompañante, la reflexión se convierte en nuestra penitencia"

Esto describe muy bien este título, adentrándonos más y más en el mundo policíaco de Auster, en esta ocasión nos vemos con metáforas de personas y personajes definidos con colores. Personajes como Azul, Negro y Blanco jugaran papeles importantes en esta historia. El misterio no es el objetivo sino el medio para esta historia.
La historia es sin igual, nos pone a pensar sobre el control que tenemos nosotros mismos de nuestros actos, siguiendo viviendo una vida que pensamos es normal, incluso lo que fue extraño en algún momento con el tiempo nos acostumbramos y lo hacemos propio, un juego de ajedrez se juega en esta historia, solo se encontraban dos piezas en el tablero, lentamente se acercaron uno al otro esperando la falla para ser el digno campeón, recitar jaque mate y terminar con la historia, consiente que pase lo pase ha terminado y ya nada más importa.
El titulo no es el más adecuado para describir la historia, como parte la trilogía de Nueva York los nombres parecieran estar al revés, como un previo para el siguiente titulo, los personajes saltan de historia en historia y parecieran que no se han ido, siguen ahí en la historia con otros nombres.
En esta ocasión entrare en una parte que es muy importante (ya típico de Paul Auster ) y es la historia de nueva York en si, destacando este titulo con la referencia de la creación del puente de Manhattan, una Historia corta y necesaria.
En lo personal fue un texto difícil, paso a paso me sentía más perdido en la historia, las narraciones hacían (como ya típico) descripciones muy visuales  de los lugares y situaciones.


Todo termina aquí. 

Contemplado para tres publicaciones en su último escrito "La habitación cerrada" fue mucho rápido que sus antecesores, cuando terminas de leer Ciudad de crista y Fantasmas, entre en una profunda reflexión, las letras las conocía la historia retumbaba en mi mente durante mucho tiempo, las imagenes creadas, los caminos recorridos y las narraciones presentadas eran piezas de rompecabezas de una única historia, repitiendo lo antes dicho los personajes nunca se fueron, permanecieron y nos entretuvieron en este viaje.
La habitación cerrada (yo consideraría llamarlo fantasmas y biseberza), pero esa necesidad de Paul Auter y su intención de relacionar todo, porque todo está relacionado. En esta ocasión podemos leer más directamente lo que quería enseñarnos Paul Auster, narrar una vida a través de una historia, un escritor en una época estable de su vida recibe una carta que cambiaría su vida, todo cambia, el cambio se vuelve algo lo que siempre a deseado, casi tan bueno que no lo puede creer y la incertidumbre nace, empieza a creer que el mundo en cualquier momento se lo puedo arrebatar, aquí es donde comienza la verdadera historia. 
Comienza una travesía que pareciera no tener fin y el mundo comienza a mostrarle la relación que una persona puede tener a lo largo de su vida, una persona puede nacer y crecer a tu lado durante mucho tiempo, la relación comienza a crecer y esa persona nos empieza a envolver en su vida.
Pasan los años y todo puede cambiar, puede pasar uno, dos, cinco, diez años y aun crees saber cómo es la persona, no te das cuenta de que todo cambio y la búsqueda de esa persona te puede llevar a la verdad, pero la verdad puede ser solo nada
Tuve muchos sentimientos encontrados al leer este ultimo titulo, las preguntas que tenia se empezaron a acomodar y otras quedaron abiertas, tal vez lea otro libro de mismo autor y muestre las respuesta que me hice con esta trilogía o tal vez no.
La historia me deja  con una reflexión de mi mismo a través de la historias de este gran libro, un gran libro yo diría, invitando la autorreflexión de nuestro recorrido en la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Reto de lectura 2016